NAVE CENTRAL


Magnífica planta de cruz latina con tres naves, con influencia de la Catedral y de Las Huelgas. En el siglo XV algunos feligreses destacados, con excelente situación económica, encargan a los grandes maestros capillas y sepulcros para tener sus propios lugares de enterramiento. En el siglo XVI se incorporan al templo la bellísima capilla de la Natividad y la capilla del Cristo.

Presidiendo la nave central se encuentra el retablo barroco de Policarpo de Nestrosa (1675) con columnas salomónicas decoradas con motivos vegetales y dorado. Sobre el altar mayor pueden ver las vidrieras, datan del año 1928 y nos hablan sobre la vida de San Gil y del milagro de las Santas Gotas. El ábside es de estilo gótico y los promotores son la familia Soria.

En la nave central destacamos las pinturas del burgalés Martínez Barranco (S. XVII), en el centro San Gil y en los laterales San Fernando y San Luis de Francia.

A lo largo de la nave hay varios sepulcros. Destacan el de la familia Pisquer, en estilo renacentista y atribuido a Francisco de Colonia; y el de la familia Diego de Frías y María García de Espinosa,en estilo gótico y atribuido a Simón de Colonia. El coro es del Siglo XVIII. Contiene un órgano del S. XIX.

Vidrieras, rosetones y bóvedas

 

SEPULCROS DE LA NAVE CENTRAL