COFRADIA DE MARÍA SANTÍSIMA DE LOS DOLORES


La cofradia de María Santísima de los Dolores se funda en Septiembre de 1876 tras la llegada de la Virgen de los Dolores del desamortizado convento de la Merced en 1870, pero no es hasta septiembre de 1877 cuando se escribe la primera acta de la misma tras una reunión en la sacristía de la Parroquia de San Gil, Abad.

La cofradía se dedica a dar valor y fomentar la devoción y sobre todo el culto a María Santísima de los Dolores, ya que se trata de una cofradía de carácter penitencial.

La Virgen desde siempre ha contado con muchísima devoción. Al principio la cofradía creció muy rápido por lo que en 1878 se convocó una novena extraordinaria a la Señora por las guerras de Cuba y Filipinas.

 

Al mismo tiempo que la cofradía iba creciendo, las cofrades fueron ofreciendo múltiples donaciones a la Virgen, de especial importancia fue la donación de la corona y el puñal de oro de la Virgen en el año 1926, donación del esposo de una cofrade a la muerte de esta como cumplimiento de la última promesa.

 

Con el dinero de la cofradía se costearon las obras de creación de la capilla y del altar para la Virgen en el que ahora podemos contemplarla, se pagó además de lo que vemos en la actualidad una lámpara de araña de cristal, una alfombra, dos candelabros de pie y la verja que antes tenía la capilla. Todo esto consta en los libros tanto de cuentas como de actas de la cofradía.

 

La cofradía ha consagrado cultos en honor a la Virgen desde 1877 hasta nuestros días de forma ininterrumpida, ahora bien, la forma ha cambiado, siendo antes un novenario y en la actualidad un septenario, siempre estos cultos han terminado con el oficio principal; el Viernes de Dolores (viernes previo al domingo de ramos), día en el que realiza la admisión de los nuevos cofrades.

 

También se celebra la festividad de la Virgen el 15 de septiembre, en el que se realiza la oración de la Corona Dolorosa de la Virgen y se consagra la Eucaristía en honor de las cofrades fallecidas a lo largo del año.

 

Ante la imposibilidad de procesionar las mujeres por las leyes eclesiásticas del momento, en 1944 se crea la Real Hermandad de la Sangre del Cristo de Burgos y Nuestra Señora de los Dolores, desde ese momento es la hermandad la encargada de procesionar a la Señora, nuestra cofradía desde ese primer momento aporta dinero y ayuda a la hermandad siempre que así lo requiere.

 

Actualidad, cultos y acción caritativa y social

Nuestra cofradía sufre una crisis en los años 80 y 90 del pasado siglo, pero se mantiene viva luchando contra los contratiempos, en esos años se cambia el antiguo escapulario por la actual medalla con la imagen de María Santísima de los Dolores por la cara y el corazón traspasado de la Virgen en el reverso de la misma.

 

Los últimos estatutos son de 1996 y en 2016 se actualizaron cambiando la antigua denominación de Cofradía de Esclavas de María Santísima de los Dolores por la actual de Cofradía de María Santísima de los Dolores.

También se recogen en estos estatutos y por primera vez la forma correcta de acudir a las procesiones para acompañar tanto a nuestra Madre como a aquellas en las que nos invitan a participar.

La Virgen de los Dolores es la que mueve nuestros actos y nuestra economía, es por este motivo que la cofradía invierte la mayor parte de su patrimonio económico en labor caritativa y flores para la Virgen, este gasto de manera habitual supone un 100% del presupuesto anual.

La caridad consta en la ayuda al sustento tanto de Caritas Parroquial como al proyecto del misionero D. Juan Carlos Devesa (hijo de una de nuestras cofrades fallecida) Burgosmarka en El Alto, Bolivia.

A parte, la cofradía cuenta con una intensa vida de acción social, que se refleja en los diferentes actos que se desarrollan.

Visita y acompañamiento a los cofrades mayores, que se está desarrollando desde principios de 2016, con ello se trata de identificar a las hermanas más mayores en situación de soledad y ofrecerles compañía y visitas.

Por otro lado, se está desarrollando toda una serie de talleres para los jóvenes con la finalidad de que conozcan un poco más nuestra cofradía.

También se desarrollan obras en conjunto con las otras cofradías de la parroquia, como la mesa redonda en la que participamos el pasado 3 de marzo o la ofrenda floral en el día de la Madre a María Santísima de los Dolores.

De tal forma, que la cofradía es una parte viva de la Parroquia de San Gil y con ella trabajamos y compartimos tareas y fiestas, nuestra acción está abierta para todo el que quiera a la Virgen y también quiera aportar un granito de arena a esta sociedad.

 

Proyectos futuros

Tenemos como proyecto la realización de un estandarte para nuestra cofradía que van a realizar las Clarisas del Monasterio de la Asunción de Castil de Lences. Por ese este año estamos recogiendo donativos especiales con este fin. Este año también tendremos la realización de actos de celebración extraordinarios por el 140 aniversario de nuestra cofradía, una historia de amor a María.

 

Cómo formar parte de nuestra Cofradía

Si después de leer esto te han quedado ganas de ser parte de nuestro proyecto o quieres saber más acerca de nosotros no dudes en rellenar el siguiente formulario o buscarnos en redes sociales:

 

 

 

Que María Santísima de los Dolores te guíe y guarde.

 

Cofradía de María Santísima de los Dolores.