CAPILLA DE LA NATIVIDAD


La capilla de la Natividad fue encargada en 1529 por Juan de Castro e Inés de Lerma (†1548). El arco de entrada y las pilastras son obra de Juan de Vallejo en estilo plateresco. La reja de hierro forjado y con el escudo de los fundadores de la capilla es del taller del famoso rejero D. Cristobal de Andino, autor de la reja de la capilla de los Condestables de la catedral.

El interior de la capilla es de planta cuadrada que pasa a bóveda calada octogonal al estar apoyada sobre trompas en forma de concha de Juan de Matienzo.

El retablo de la capilla es de estilo renacentista, del siglo XVI del taller de Felipe Vigarny, en madera tallada y policromada, dedicada al nacimiento de la Virgen María, que expresa cuatro dogmas: Inmaculada Concepción, Virginidad, Maternidad Divina y Asunción. Se completa con numerosas figuras de santos de la Iglesia.

A ambos lados del retablo de la capilla nos encontramos con unos sepulcros en estilo manierista que pertenecen a los padres y al hermano del fundador de la capilla. En la entrada a la capilla vemos también un sepulcro que pertenece a D. Jerónimo de Castro (†1573) que fue canónigo de la Catedral, está realizado en alabastro por Juan de Vallejo. Son enterrados pidiendo que se ofrezcan oraciones por su salvación eterna.

EXPLICACIÓN DEL RETABLO DE LA NATIVIDAD

SEPULCROS DE LA CAPILLA