Cruz de Lampedusa

Una réplica de la cruz de Lampedusa se quedó en la Diócesis de Burgos y es acogida temporalmente por las diversas parroquias de la ciudad.

Actualmente se encuentra en nuestra parroquia de San Gil Abad.

Puedes venir a visitarla y a rezar ante ella al Señor pidiendo por los inmigrantes.

Os proponemos una oración, que puedes descargarte en esta página:

 La cruz de Lampedusa

   Realizada por Francesco Tuccio, carpintero lampedusano, con madera de las barcas que naufragaron en las costas de la isla italiana de Lampedusa.

   Entregada al Papa Francisco en Abril de 2014, quien tras bendecirla pidió que fuera llevada a recorrer el mundo convirtiéndose en el símbolo del drama de las migraciones y transmisora de un mensaje de “solidaridad y paz entre las ciudades, comunidades, parroquias y culturas”.

   Ante la réplica, a escala, de La cruz de Lampedusa, ahora en San Gil, recuerdo de su visita a Burgos en Noviembre de 2017, nos unimos en oraciónpor todas las personas migrantes, refugiadas, desplazadas y víctimas de la trata que se han convertido en emblema de la exclusión,

*
  • Padre nuestro, ayúdame a no caer en la cultura del descarte, cada vez más presente en nuestra sociedad que margina, excluye y rechaza.
*
  • Padre nuestro, permite que pueda verte en ellas; hambriento y darte alimento, sediento y darte de beber, forastero y alojarte, desnudo y proporcionarte vestido, enfermo o preso y visitarte.
*
  • Padre nuestro, hazme comprender que no puedo rechazarlas y seguir rezando al Dios que hace JUSTICIA, que AMA, que es CAMINO y VERDAD.
*
  • Padre nuestro, explícame que “no se trata solo de migrantes”  que también se trata de:
  • Nuestros miedos la maldad de nuestro tiempo acrecienta nuestro miedo a los “otros”, a los desconocidos, a los marginados, a los forasteros…
  • Caridad “porque , si amáis a los que os aman, ¿qué premio tendréis? ¿no hacen lo mismo también los publicanos” (Mt.5,46)

La mayor caridad es la que se ejerce con quienes no pueden corresponder.

  • Nuestra humanidad “pero un samaritano que iba de viaje llegó a dónde estaba él y, al verlo se compadeció” (Lc. 10,33)

La compasión provoca un impulso a “estar cerca” de quienes vemos en situación de dificultad.

  • No excluir a nadie “cuidado con despreciar a uno de estos pequeños porque os digo que sus ángeles están viendo siempre en los cielos, el rostro de mi Padre celestial”. (Mt. 8,10)

El desarrollo verdadero es el que pretende incluir a todos los hombres y mujeres del mundo, promoviendo su crecimiento integral y preocupándose por las generaciones futuras.

  • Poner a los últimos en primer lugar “el que quiera ser primero, sea esclavo de todos” (Mc. 10,43-44)

En la lógica del Evangelio, los últimos son los primeros, y nosotros tenemos que ponernos al servicio de los más pequeños, los más pobres, los más vulnerables…

  • La persona en su totalidad, de todas las personas “yo he venido para que tengan vida y la tengan abundante” (Jn. 10,10)

El desarrollo para ser auténtico debe ser integral. Todos deben recibir el don de la vida en plenitud.

  • Construir la ciudad de Dios y del hombre. “así pues, ya no sois extranjeros ni forasteros, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios.”(Ef. 2,19)

Las personas migrantes, refugiadas, desplazadas y víctimas son hermanos que deben ser acogidos, respetados y amados.

*
  • Padre nuestro, que nuestra parroquia sea lugar de acogida y hospitalidad para todo el que llegue.
*
  • Padre nuestro, que mi respuesta al desafío de las migraciones contemporáneas  sea

ACOGER, PROTEGER, PROMOVER E INTEGRAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Contenido protegido !!!